Follow by Email

Gane dinero desde casa

Digital currency exchanger rating

lunes, 25 de julio de 2016

Archivo Histórico... Lo Nuevo, próximamente


Archivo histórico


Año 2167, Los Ángeles, California.

Una pandemia se desata a principios del año en curso, en los laboratorios gubernamentales de la “American Society for Cell Biology” (ASCB), donde un brote del virus “G3T” cultivado en dicho laboratorio del gobierno para ser utilizado como arma masiva contra Irak, dio paso a la mayor plaga jamás desatada en los últimos años después de que el “Ebola y el H1N1” volviera a los Estados Unidos en el año 2052, fusionados en un solo virus llamado “EHN1”, el cual logró ser erradicado nuevamente al siguiente año.

El “G3T” era una mutación de las tres gripes más peligrosas en todo el mundo… La gripe española, la gripe de Hong Kong y la tuberculosis, donde trataron de que dicha mutación no pudiese ser propagada por medio del aire, sino del contacto de persona a persona por vía sanguínea, la salivación o contacto sexual, pero algo salió mal.

La mutación de los tres virus fue de tal magnitud, que en conjunto con la genética del chimpancé que usaron como conejillo de india, creó un pequeño monstruo que acabó con el laboratorio, asesinando e infectando a los millones de trabajadores de la “ASCB”… menos a uno.

Las Fuerzas Armadas Norteamericanas… lograron detener al engendro que destruyó a todos y cada uno de los que laboraban en aquel lugar, rescatando al único sobreviviente de aquel desastre… a mí.

Tres días después de aquella masacre, donde los cuerpos fueron resguardados bajo estricta vigilancia militar en las instalaciones de la Sociedad Americana de Biología Celular, se armó el verdadero pandemónium.

Los cuerpos que serían estudiados volvieron a la vida… más de quinientos zombis trataron de escapar de las instalaciones, donde las fuerzas armadas hicieron todo su esfuerzo por no dejarles escapar, pero no fueron lo suficientemente eficaces.

Muchos lograron escapar y otros simplemente infectaron a los militares y ciudadanos de la ciudad de Los Ángeles, un gran número de cadáveres infectados cayeron a los ríos, infectando el vital líquido, desplazando el virus por toda América.

Se alertó a todo el mundo sobre el caos que se había generado en todo el país, temiendo que se extendiera a lo largo del mundo, logrando cerrar todas las fronteras, donde el último comunicado del presidente de los Estados Unidos había sido: “Nosotros lo ocasionamos, nosotros lo resolveremos”.

Dos meses después ya no teníamos ni presidente que nos ayudara a “resolver” aquel daño… quedando a la buena de Dios, en un país que poco a poco fue destruido no solo por el “G3T”.

Unos morían de hambre, otros de sed y otros simplemente terminaban con sus vidas al ver que ya no había futuro. Solo unos cuantos seguíamos vivos, luchando por reparar el daño que nuestro gobierno había ocasionado y del que rogábamos todos los días salir airoso y volver a hacer el país de las oportunidades… aunque no todos teníamos aquella ideología.

Grupos “Carroñeros”, como le llamábamos a los rebeldes que usaban a los zombis como simples marionetas de juego, eran sin duda la verdadera plaga a erradicar… seres sin un ápice de dignidad ni escrúpulos y que al parecer… tenían la misma suerte que yo… eran inmunes al virus.

Muchos no sabían el porqué de su inmunidad, pero yo conocía perfectamente que aquel factor a su favor era solo uno… El virus “G3T” era “exquisito”, por llamarlo de algún modo, las personas con enfermedades terminales, como el cáncer, hepatitis B, esclerosis múltiple, lupus, distrofia muscular o en mi caso… el HIV, éramos rechazados por aquel virus, haciéndonos invisibles ante los ojos de los infectados.

Soy Christian Draven, uno de los tantos médicos gubernamental que aún trabajan arduamente en la cura para erradicar el virus G3T junto a mi mejor amiga, “Susan Smith”, en lo que se llegó a conocer por mucho tiempo como el “City Hall” de la ciudad de Los Ángeles, y el que ahora es tan solo llamado “El refugio”, donde un gran número de militares, civiles y agentes del gobierno, luchan por recuperar el control de la situación, una lucha en la que ya llevamos más de un año, tratando de sobrevivir en aquel lugar, el cual se encuentra protegido por enormes muros de contención que fueron colocados para resguardar la integridad de los altos mandatarios, siendo unos pocos los que lograron sobrevivir a la fallida evacuación del ayuntamiento.

La escasez de alimentos, agua y medicina nos obliga a abandonar el refugio de vez en cuando, teniendo no solo fuertes batallas en contra de los infectados, también en contra de “Billy”, el líder de los carroñeros, que solo desea que el caos en el país prosiga y su reino anarquista continúe a cualquier precio.

Sabemos que hay más sobrevivientes que son propensos al contagio, y aunque tanto para mí como para el sargento “Scahel Ricco” nuestra prioridad número uno es resguardar y preservar las vidas humanas, para el general “Douglas Lawrence” es simplemente esperar órdenes de la base militar en Washington y matar a cuantos infectados pueda eliminar a costa de cualquier vida humana que se pueda salvar.

El sargento Ricco y yo seguiremos luchando, él con sus armas y yo con mis conocimientos científicos, y aunque seamos polos opuestos, tenemos varias cosas en común, el amor al prójimo, el deseo de que este infierno acabe, terminar con el reino anarquista de Billy y lo mejor… ambos odiábamos a muerte al general Lawrence.

Recuerdo que un día conocí el amor de la mano de una hermosa mujer que murió a causa del virus, y aunque todos los días el anillo en mi mano izquierda me lo recuerda, habrá alguien que me mostrará que no solo de amor vive el hombre.

También de esperanzas, de fe, de lucha y de pasión… una pasión que despertará no solo mi cuerpo, sino también las ganas de vivir por algo o por alguien en este mundo olvidado por Dios.

No será fácil el camino a recorrer en la lucha para salvaguardar a la raza humana, pero sin duda el Sargento Ricco logrará hacérmelo mucho más llevadero a pesar de todas las adversidades, demostrándome que la pasión puede llegar a ser el primer paso hacia el amor.

Christian Draven
Médico y científico de la ASCB

Próximamente en Amazón.com

4 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Vaya... jajajajaja... en efecto... es el "El Refugio"
      A penas salga a la venta me das tu correo electrónico que usas en amazon y darte el primer ejemplar.

      Felicidades, guapa.

      Eliminar
  2. queeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee si si si, soy genial siiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii

    ResponderEliminar